17-01-2019

La Fundación Tzu Chi donó dos camas de alta tecnología para el Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal

La Fundación Tzu Chi de Taiwán donó dos camas electrónicas marca Stryker al Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal del Hospital Garrahan, pionero en su tipo en América Latina. Las camas de última tecnología fueron donadas para la sala de recuperación de las madres puérperas, cuyos bebés con patologías de alta complejidad nacen en la institución para ser atendidos desde el primer momento de vida por profesionales de la terapia intensiva neonatal.

Se trata de dos camas electrónicas Stryker con 3 motores y 5 ruedas, aptas para la internación de adultos, embarazadas y puérperas por su tamaño, movilidad y dinámica que permite posicionar a las pacientes de muchos modos distintos para su evaluación y recuperación, e inclusive trasportarlas dentro del Hospital de ser necesario.

El Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal es referente nacional e internacional en el manejo de embarazos y nacimientos complicados por anomalías congénitas fetales severas. Desde su inicio, en 2008, atendió más de 3 mil consultas de anomalías congénitas fetales. Y en los últimos 5 años se llevaron a cabo 115 nacimientos de pacientes con condiciones complejas y se internaron 130 embarazadas para nacimientos y procedimientos fetales.

En el acto de entrega de las camas participaron las autoridades de la Fundación Tzu Chi, que tiene presencia internacional, y por parte del Hospital estuvieron: la directora de Atención Pediátrica, Nora Dackiewicz; la coordinadora de Servicios Quirúrgicos, Marcela Bailez; el jefe de Terapia Intensiva Neonatal, Gustavo Goldsmit; la coordinadora del Programa de Diagnóstico y Tratamiento Fetal, Claudia Cannizzaro.

Cannizzaro agradeció especialmente “en primer lugar, a la Fundación Tzu Chi por la generosidad y la ayuda desinteresada para colaborar con el programa y el Hospital Garrahan; a la dirección del Hospital y a la gente de Tecnología Médica que facilitaron la gestión de la donación”.