CORTICOSTEROIDES.Revisión europea de reacciones adversas psiquiátricas y sistémicas

Pueden presentarse reacciones adversas sistémicas con el uso de corticosteroides de administración inhalada o intranasal, incluyendo reacciones psiquiátricas y del comportamiento. Se recomienda vigilar el crecimiento en niños que utilizan corticosteroides inhalados o intranasales.

Las reacciones adversas psiquiátricas y conductuales están descritas para los corticosteroides administrados por vía sistémica, por lo que es posible que su administración en forma inhalada o intranasal se pueda asociar a este tipo de reacciones adversas. Sin embargo, estás no están descritas de forma uniforme en las fichas técnicas y prospectos de estos medicamentos en los distintos países europeos. Por ello, las agencias de medicamentos europeas han llevado a cabo una revisión de la información disponible a este respecto. Los principios activos han sido: beclometasona, betametasona, budesonide, ciclesonida, fluticasona, dexametasona, flunisolida, mometasona, prednisolona, tixocortol y triamcinolona.

Algunas de estas reacciones adversas incluyen: hiperactividad psicomotora, alteraciones del sueño, ansiedad, depresión o agresividad. Se han descrito otras reacciones adversas no psiquiátricas asociadas al uso de corticoides inhalados, como síndrome de Cushing, supresión adrenal, retraso en el crecimiento en niños y adolescentes, catarata o glaucoma.

La revisión llevada a cabo ha incluido información procedente de notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas, de estudios publicados, así como información sobre datos farmacocinéticos y de exposición sistémica al medicamento después de la administración inhalada o intranasal.

Reacciones adversas psiquiátricas

Los datos de notificación espontáneas indican que para los corticoides inhalados o intranasales se han notificado casos de reacciones adversas psiquiátricas y conductuales. Aún teniendo en cuenta las propias limitaciones del sistema de notificación espontánea (por ejemplo tratamientos concomitantes que pueden producir este tipo efectos), algunos casos se asociaron claramente al uso de corticoides (por ejemplo: re exposición positiva o ausencia de causa alternativas), por lo que no puede descartarse este riesgo para la administración inhalada o intranasal de corticosteroides.

Por otra parte, en esta revisión se ha encontrado una baja evidencia relativa a reacciones psiquiátricas graves (por ejemplo, psicosis o comportamiento). Por otro parte, entre los casos notificados son más frecuentes los que incluían a pacientes pediátricos que a adultos.

Otras reacciones adversas sistémicas

En cuanto a otras reacciones sistémicas no psiquiátricas, existen casos notificados y publicados en la bibliografía para los corticoides inhalados, en particular de efectos sistémicos conocidos para los corticoides como supresión adrenal, retraso del crecimiento en niños y adolescentes o alteraciones oculares. Aunque el número de casos es reducido en relación al amplio uso de estos medicamentos, en algunos de ellos existe una relación de causalidad razonable, en especial cuando el corticosteroide se administro a altas dosis o por períodos prolongados.

Para los corticoides intranasales, se ha considerado que el riesgo de reacciones adversas sistémicas puede ser menor que para los inhalados, dado que las dosis utilizadas son menores con duraciones de tratamiento más cortas (o estacionales) y la absorción sistémica puede ser menor para la administración intranasal que para la sistémica.

Como conclusión, dado que se han notificado casos de reacciones adversas psiquiátricas asociadas al uso de corticoides inhalados o intranasales, que existe plausibilidad biológica de efectos sistémicos de efectos sistémicos y el conocimiento de la posible aparición de reacciones adversas psiquiátricas con el uso sistémico de corticoides, las agencias de medicamentos han decidió actualizar las fichas técnicas y prospectos de los corticoides inhalados e intranasales al respecto.

Las fichas técnicas de los corticoides inhalados se actualizarán con advertencias relativas a la posible aparición de reacciones adversas psiquiátricas. Para la reacción intranasal este tipo de reacciones se considera menos probable, no obstante se armonizarán las fichas técnicas y prospectos en los distintos países europeos con nueva información sobre la posible aparición de reacciones adversas psiquiátricas y sistémicas, así como en recomendaciones sobre la vigilancia del crecimiento en niños y adolescentes.

REFERENCIAS: AEMPS, noviembre de 2010 http://www.aemps.es/actividad/notaMensual/2010/noviembre2010/nota_medicamentos.htm. Boletín Fármacos 2011; 14 (1)

Hospital de Pediatría S.A.M.I.C. "Prof. Dr. Juan P. Garrahan"
Combate de los Pozos Nº 1881 (CPA: C 1245 AAM)
Acceso Público y Pacientes: Pichincha Nº 1890
Cuidad Autónoma de Buenos Aires - República Argentina
Teléfono: (54 - 11) 4308 - 4300 FAX: (54 - 11) 4308 - 5325
© 2003-2013 - www.garrahan.gob.ar