21-05-2020
A 70 días de declarada la pandemia

Actualización: Coronavirus en niños, niñas y adolescentes

Se evaluaron más de 500 casos, de los cuales 17 fueron confirmados para COVID-19; 7 de ellos permanecen internados. El resto obtuvo el alta o fue derivado a otros hospitales con sus familias. Instan a mantener los controles de salud en menores de un año y reforzar la vacunación.

La jefa del servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan, Rosa Bologna, brindó hoy una actualización sobre cómo cuidar a niños, niñas y adolescentes en el contexto del coronavirus, en el marco del reporte diario acerca del impacto de la enfermedad en el país que realizan autoridades nacionales.

Bologna informó que “a la fecha se han evaluado más 500 pacientes sospechosos, con 17 pacientes confirmados, 7 de ellos actualmente internados, y el resto de alta o derivados a otros hospitales junto con sus familiares”.

La especialista indicó que si bien el nuevo coronavirus puede afectar a los niños, “se ha visto en menor proporción que los adultos” y agregó que “puede presentarse en forma asintomática o con cuadros de leves como infecciones respiratorias altas y solo un pequeño porcentaje puede ser moderado o grave, especialmente lactantes pequeños o aquellos con enfermedad de base”.

Bologna informó que desde el inicio de pandemia el Garrahan se organizó para la atención de las niñas, niños y adolescentes con coronavirus, y dadas las características del Hospital, donde se tratan niños con enfermedades de base –hematooncológicos, trasplantados, con enfermedades pulmonares crónicas, cardíacas, neurológicas–, “una parte muy importante de nuestras acciones fueron dirigidas a la protección de esta población, como así también a la capacitación y entrenamiento del personal de salud con la premisa de cuidarnos para cuidar”, dijo.

El Garrahan puso en marcha un Comité de crisis; se elaboraron protocolos dirigidos a la detección de casos en los puntos de ingreso o triage, diagnóstico con el laboratorio y tratamiento de la infección con sectores diferenciados para la internación de pacientes sospechosos y confirmados de COVID. “Se generaron circuitos bien diferenciados de los pacientes de manera de poder continuar el tratamiento y el seguimiento de nuestros pacientes crónicos”, explicó la médica.

Bologna instó a los padres “a mantener los controles, tratamientos y prevención como vacunas en las niñas y niños con enfermedades de base”, y a no desatender los controles pediátricos y la vacunación en la población de niños sanos, en especial los recién nacidos en sus primeros controles y en el primer año de vida, para lo cual “hay permiso de circulación”, enfatizó.