12-09-2016

EL GARRAHAN REALIZÓ EL PRIMER CURSO A DISTANCIA EN TRASPLANTE HEPÁTICO PEDIÁTRICO

Más de 160 integrantes de equipos de salud de distintas provincias y países latinoamericanos participaron de la capacitación dictada por profesionales del Hospital Garrahan a través de una videoconferencia.

Con el objetivo de mejorar la calidad de atención y fortalecer la cooperación a través del desarrollo de redes de atención nacionales e internacionales, el Hospital Garrahan realizó el viernes el Primer Curso a Distancia en Trasplante Hepático Pediátrico, en el que participaron miembros de equipos de salud de 13 provincias y de 7 países latinoamericanos, entre ellos, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Ecuador, Guatemala y República Dominicana.

“Uno de los objetivos de esta capacitación es compartir más de 20 años de experiencia en trasplante hepático infantil en un hospital público”, explicó Marcelo Dip, codirector del curso y médico de la Unidad de Trasplante Hepático del hospital. “Queremos identificar al personal de salud interesado en trasplante de hígado de distintos puntos geográficos, para generar una red para el manejo de pacientes a largo plazo en sus lugares de origen”, agregó.

El Servicio de Trasplante Hepático del Garrahan es referente nacional y regional en el desarrollo y la implementación de este tratamiento, con más de 730 trasplantes realizados desde 1992.

El jefe del servicio y director del curso, Oscar Imventarza, por su parte, destacó la importancia de la comunicación por videoconferencia para el desarrollo del curso de telesalud en diversos sitios remotos simultáneamente y subrayó el carácter interdisciplinario de la especialidad: “Trabajamos con un enfoque integral del paciente, teniendo en cuenta el aspecto médico y también los factores psicosociales. Por eso, el curso está destinado tanto a médicos como a enfermeros, psicólogos, asistentes sociales y administrativos”.

En tanto, el jefe de Clínica de la Unidad, Guillermo Cervio, quien dictó la clase de apertura, remarcó la necesidad de que luego de ser trasplantados “los pacientes tengan la posibilidad de reinsertarse en la vida cotidiana, tanto en lo afectivo como en lo social y laboral”.

El interés del curso superó las expectativas de los organizadores –el Servicio de Trasplante Hepático, Dirección Asociada de Docencia e Investigación y la Coordinación de Relaciones Institucionales del Hospital de Pediatría Garrahan–, que debieron ampliar el cupo a más de 160 inscriptos de diferentes provincias y de Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Ecuador, Guatemala y República Dominicana.

“A lo largo de los 15 encuentros del curso, en todos estos lugares podremos promover que los equipos que atienden al paciente trasplantado o que necesita un trasplante tenga conocimiento sobre la derivación, la intervención, las posibilidades de tratamiento y, en especial, el seguimiento de pacientes a largo plazo”, afirmó Dip.

Finalmente, la actividad también tiene por objetivo “desmitificar el trasplante hepático para que los trabajadores de la salud puedan tratar con estos pacientes sin miedo, y que así éstos puedan ser atendidos de la mejor manera en sus lugares de origen”, concluyó Imventarza.