01-04-2021

Día Nacional del Donante de Médula Ósea: donar vida en vida

Esta fecha se celebra en conmemoración a la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI en 2003. El Hospital Garrahan desde su servicio de Trasplante de Médula Ósea y del Centro Regional de Hemoterapia trabajan para que cientos de niños y niñas de todo el país que llegan a situación de trasplante puedan recibir un tratamiento para mejorar su salud y su calidad de vida.

Cada año, cientos de niños, niñas y adolescentes de todo el país son diagnosticados con enfermedades hematológicas, errores metabólicos o déficits inmunológicos, entre otras, que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH o médula ósea, un procedimiento por el cual se infunden células madre sanas para que el individuo enfermo pueda regenerar sus células normales y volver a producir células sanguíneas propias.

Una persona puede donar células madre de distintas maneras: a través del cordón umbilical, a través de la sangre mediante el mecanismo de aféresis y mediante la colecta de médula ósea. En el Hospital Garrahan, el servicio de Trasplante de Médula Ósea y el Centro Regional de Hemoterapia realizan una tarea coordinada para tratar pacientes que requieren de este tipo de tratamientos.

“Una donación de médula ósea es un importante trabajo coordinado entre varios espacios: el que capta al donante, en nuestro caso el Centro Regional de Hemoterapia, la gestión del INCUCAI y nuestro servicio que administra la médula en los pacientes. Pero todo esto no es posible sin la participación del donante que es quién se brinda para mejorar la vida del paciente. Sin el donante la cadena no funciona”, precisó Raquel Staciuk, jefa del servicio de Trasplante de Médula Ósea del Garrahan.

Y agregó: “Uno dona médula ósea y el organismo en dos o tres meses ya genera nuevamente todo lo que donaste. En ese lapsus le salvaste la vida a una persona. Me parece que la parte más importante del donar médula ósea es que estás donando un sistema hematopoyético e inmunológico estando vivo para generar vida. Estás donando vida en vida”.

El Centro Regional de Hemoterapia ocupa un rol importante en este circuito al asegurar la disponibilidad de componentes sanguíneos, ya sea glóbulos rojos y plaquetas, para sostener a los pacientes trasplantados hasta que su médula pueda producirlos sola.

“Tenemos que pensar que hay muchos pacientes que consolidan la curación de su enfermedad de base con un trasplante de médula ósea. Es muy importante contar con los registros nacionales que poseen una base de datos con el perfil genético de donantes. Cuando un paciente, ya sea de nuestro país o de otro, necesite un donante se le busca uno compatible con su perfil genético en esta base de datos. Cuantos más seamos en este registro, más posibilidades hay de encontrar a alguien compatible”, explica Gabriela Noccetti, médica del Centro Regional de Hemoterapia encargada de la médula ósea.

Existen dos clases de trasplante de CPH: el trasplante autólogo –un autotrasplante mediante el cual se infunden células propias– y el alotrasplante o trasplante alogénico, en el cual se implantan células extraídas de otra persona genéticamente compatible. Cuando no es posible extraer y reservar células sanas para realizar un autotrasplante, se indica la realización de un trasplante de células alogénico; para concretarlo es necesario contar con un donante genéticamente compatible.

Sin embargo, sólo el 25 por ciento de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar, mientras que el resto debe recurrir a un donante no emparentado. Por este motivo existen en todo el mundo Registros de Donantes de CPH que almacenan los datos genéticos de las personas que manifestaron su voluntad de donar, como el Registro Nacional de CPH.

El Registro Nacional de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) del INCUCAI tiene cerca de 300 mil donantes inscriptos y forma parte de la Red Mundial World Marrow Donor Association (WMDA) la cual agrupa registros de más de 63 países y cuenta con más de 38 millones de donantes registrados de todo el mundo. Desde la puesta en funcionamiento de este registro en el año 2003, 1.277 pacientes sin un familiar compatible recibieron un trasplante de médula.

¿Cómo ser donante de CPH?
Para inscribirte en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de CPH (médula ósea o sangre periférica) tenés que dirigirte al Centro de Donantes más cercano y donar una unidad de sangre. Estos Centros funcionan en los Servicios de Hemoterapia de diversos hospitales en todo el país. En la página web https://www.argentina.gob.ar/mapamedula podes encontrar todos los centros del país para realizar una correcta donación de médula.

Los requisitos son estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Con tu autorización de consentimiento se tomará una pequeña muestra de la unidad de sangre que donaste para realizar el análisis de tu código genético (HLA). Los datos de HLA se ingresan a la base informatizada del Registro Nacional que, a su vez, integra una Red Internacional que agrupa a más de 28 millones de donantes en todo el mundo.