09-08-2022

El personal asistencial del Garrahan protagonizó una jornada de actuación y lectura de un cuento para las y los pacientes

Un grupo de trabajadoras y trabajadores asistenciales leyeron el cuento e interpretaron los personajes de “Vuelo sin escalas” –escrito por una médica del Hospital– para las niñas y niños internados y ambulatorios.

Como parte de una de las actividades enmarcadas en el 35° aniversario del Garrahan y en el mes de las infancias, la Dirección Asociada de Atención al Paciente y la Oficina de Representante del Paciente organizaron una actividad en la que el personal asistencial se unió a través de un cuento con las y los pacientes del Hospital.

La directora Asociada de Atención al Paciente, Débora Mecikovsky, expresó: “Estas actividades en conjunto entre los sectores de internación y ambulatorio en las que participan profesionales y pacientes compartiendo momentos lúdicos son importantes para la cotidianeidad de la funcionalidad diaria que hace al sentir de nuestro Hospital”.

Por su parte, el coordinador general de Cuidados Intermedios y Moderados (CIM) Gustavo Pereira, destacó: “Las y los pacientes a veces están en forma ambulatoria y, en otros casos, en internación. El Hospital es uno solo y cuida permanentemente los aspectos sanos de las chicas y chicos que consultan. Uno de ellos es la imaginación y estimular su fantasía mediante la lectura de cuentos. Estas herramientas son importantes para su infancia y desarrollo”.

Por otra parte, el coordinador general de Atención Ambulatoria Eduardo Peszkin, sostuvo: “Las y los pacientes, una vez externados, continúan su seguimiento de forma ambulatoria en cualquiera de las áreas. En ambas etapas, la tarea de las y los profesionales no es solamente en lo asistencial médico sino utilizando su parte creativa y su afecto. Además, es necesario generar otras herramientas en la comunicación con las niñas y niños, en este caso, a través del arte y la cultura”.

La acción, integrada dentro del espacio “Estación Alegría” de Representante del Paciente, consistió en que las y los profesionales de las áreas de internación interactúen con pacientes ambulatorios y, más tarde, se diera una situación inversa para acercarle el espectáculo a niñas y niños en las habitaciones.

Para eso se recurrió a “Vuelo sin escalas”, un cuento escrito por la médica de bajo riesgo Paula Arighi –quien también formó parte de la lectura–, al tiempo que otro grupo de profesionales, con máscaras y disfraces, representaron a cada personaje y repartieron dibujos para colorear.