28-12-2021
Arañas, serpientes y alacranes

Recomendaciones para prevenir y proceder ante la aparición de animales ponzoñosos

En época de altas temperaturas y lluvias, es común encontrar animales ponzoñosos que pueden causar picaduras. Desde el Hospital Garrahan, el Consultorio de Intoxicaciones - Bajo Riesgo, proporciona una serie de recomendaciones para identificar, prevenir y actuar en caso de aparición y ataque de arañas, serpientes y alacranes.

Los animales ponzoñosos son aquellos que tienen una glándula productora de veneno y capacidad de inyectarlo a otro ser vivo con facilidad. Si bien existen muchos tipos en el mundo, en Argentina los más comunes son las arañas, serpientes y alacranes.

Con la llegada del verano y el aumento de precipitaciones, este grupo de animales aparece con más frecuencia. En zonas urbanas, especialmente en ambientes domésticos, entran fácilmente en contacto con personas y resultan muy peligrosos para las niñas, niños y adolescentes.

Escorpiones – Alacranes

Tienen apéndices frontales en forma de tenaza y una cola terminada en aguijón venenoso. El veneno, al ser tan potente, puede dañar a seres humanos y animales de gran tamaño. Se pueden encontrar en el norte de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.

Habitualmente aparecen por las noches en ambientes peridomiciliarios. Se alimentan de insectos, especialmente cucarachas. Pueden tener crías sin necesidad de aparearse, lo cual genera gran dispersión.

Los escorpiones que generan cuadros graves en humanos son los del género Tityus trivittatus. Son de interés médico en nuestro país. Miden aproximadamente 5 a 7 cm, se caracterizan por ser de color amarillo-amarronado, se distinguen 3 líneas dorsales de color marrón oscuro, en su cola presenta un doble aguijón y sus pinzas son largas y angostas.

Arañas

Si bien hay miles de especies en el mundo, en Argentina hay tres tipos de arácnidos considerados peligrosos y causan cerca de 1200 casos de envenenamiento por año.

La araña que mayor cantidad de accidentes provoca es la “araña de los rincones”, o araña marrón. Pueden aparecer en zonas oscuras y húmedas. Generalmente en los domicilios o zonas periféricas. También se destacan las picaduras de la "Viuda negra” y de la araña de los bananos, ambas de tamaños pequeños y medianos, pero con una picadura peligrosa. Si bien las picaduras ocurren en todos los grupos etarios, las niñas y niños son más propensos. Los accidentes son prevenibles y tratables, pero potencialmente graves.

La araña de los rincones, por ejemplo, causa lesiones cutáneas y mucho dolor local, llegando hasta la necrosis del tejido de la zona afectada. También puede acompañar un cuadro general. A su vez, la viuda negra provoca un cuadro sistémico grave de rápida evolución, además de la lesión local.

Serpientes

Las serpientes, también conocidas como ofidios, según la especie, pueden ser peligrosas para la salud y causar envenenamientos graves e incluso letales a través de su picadura. Las especies venenosas en Argentina son yarará, cascabel y coral.

El 96% de los envenenamientos es producido por 7 especies de víboras del género Bothrops, de las cuales la más conocida es la yarará. Estas serpientes presentan una coloración castaño claro a oscuro, alcanzando los adultos una longitud que varía de 0.7 a más de 1.5 metros según cada especie. Son agresivas y atacan al sentirse agredidas.

El resto de los envenenamientos son producidos en su mayoría por la serpiente cascabel y la serpiente coral.

¿Cómo actuar ante la sospecha o confirmación de una picadura?

Es importante identificar al animal según su peligrosidad, no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo y concurrir inmediatamente al médico. Si es posible, encerrar el animal en un frasco de vidrio y transportarlo para su posterior identificación.

Protección personal:

· Revisar y agitar prendas de vestir, calzado, bolsas u otros objetos que puedan servirles de albergue.

· Sacudir la ropa de cama antes de acostarse

· Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes

· Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes

Protección intradomiciliaria:

· Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

· Alejar las camas de las paredes.

· Limpiar cuidadosa y periódicamente la vivienda y alrededores.

· Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras.

· Colocar burletes o mosquiteros en puertas y ventanas.

· Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos.

· Controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes.

En el ámbito peridomiciliario:

· Controlar la basura para reducir la cantidad de insectos que sirven de alimento a escorpiones.

· Evitar la acumulación de materiales de construcción, escombros, leña y hojarasca. No juntarlos con las manos.

Deben evitarse las siguientes acciones:

· Apretar o perforar el área de la picadura.

· Quemar o aplicar soluciones sobre la misma.

· Intentar retirar el veneno con la boca.

 

En caso de una picadura de alguno de estos animales dirigirse inmediatamente a un centro de salud para una debida y pronta atención.

Para mayor información, el Hospital cuenta con el Consultorio de Intoxicaciones - Bajo Riesgo, interno: 6814.