19-01-2021

Dengue: qué es y cómo prevenirlo

Esta enfermedad es transmitida por un tipo de mosquito y se da sobre todo en las temporadas de calor. Si bien no tiene tanta tradición en nuestro país, es importante estar alertas a sus síntomas. Por eso conversamos con Griselda Berberian, especialista en medicina tropical de nuestro Hospital Garrahan.

La llegada de los días cálidos siempre inaugura una temporada de más relajo y de disfrutar el aire libre. Aunque también es importante estar alerta a ciertas condiciones que se dan en esta temporada, como es el caso del dengue.

El dengue es una enfermedad viral estacional transmitida por un tipo puntual de mosquito, el Aedes aegypti. Se da a partir de la primavera, sobre todo en verano, y puede llegar hasta una parte del otoño. A partir de 2009, comenzó a ser parte de las enfermedades que debemos considerar, sobre todo en la época donde hay mayor circulación de mosquitos.

Si bien el dengue tiene cuatro variedades diferentes, en Argentina circula mayoritariamente el dengue tipo 1. Esta enfermedad se caracteriza en todos sus casos por producir fiebre alta acompañada con cansancio, dolor muscular y de huesos. Además puede ocasionar algún brote en la piel, dolor detrás de los ojos, —dolor retrocular—, y presentar pequeñas hemorragias.

“Lo que prima en esta enfermedad es fiebre habitualmente alta, que entre 7 y 10 días termina en la mayoría de los casos de una manera no complicada. Las complicaciones suceden cuando el virus va a diferentes partes del organismo, como el hígado o el sistema nervioso central, o cuando se produce vasculitis, que es el paso de agua al torrente sanguíneo. Esto es lo que determina el grado de complicación de la enfermedad”, detalla Berberian, miembro del servicio de Epidemiología e Infectología del Garrahan.

El Aedes aegypti es un tipo de mosquito caracterizado por ser rayado con franjas blancas, conocido como el mosquito cebra, que además del dengue, también puede transmitir zika, chikungunya, fiebre amarilla y mayaro, todas enfermedades que comparten síntomas.

“El único transmisor es el mosquito. Y sin él, no hay virus. Por esta razón el mejor mecanismo de prevención es evitar su presencia y desarrollo. Si al mosquito le gusta poner sus huevos en lugares húmedos, la mejor forma de frenarlo es evitar todo lo que acumule líquido. Si tienen macetas, bebederos de mascotas, baldes, juguetes, chatarra, piletas, es importante sacarles el líquido y limpiarlos para evitar la gestación de nuevos mosquitos”, destaca Berberian.

Y agrega: “A los mosquitos les gusta poner sus huevos en los bordes entre el recipiente y el agua. Por eso es importante vaciarlos y también limpiarlos con una esponja para sacar los huevos que puedan haber quedado pegados. No nadan entre el agua como si fueran peces, están pegados en los bordes”.

El tratamiento del dengue es de contención, ya que no tiene ningún antiviral puntual ni vacuna en circulación. En caso de tener los síntomas es importante acercarse a algún centro de salud y mantenerse permanentemente hidratado.

En caso de presentar síntomas podés llamar al 0800-222-0651 del Ministerio de Salud de la Nación, con atención de lunes a viernes de 8 a 22, y sábados, domingos y feriados de 9 a 18hs.