20-01-2022

El Garrahan ya cuenta con los minicomprimidos elaborados en conjunto con la UBA y la Universidad Nacional de San Luis

Se trata de una partida inicial de 5000 unidades de pequeños comprimidos de trihexifenidilo que serán utilizados en tratamientos de pacientes con síndrome distónico.

Una primera partida de trihexifenidilo, diseñado y elaborado en comprimidos orodispersables de disolución rápida y tamaño muy pequeño, ya se encuentra disponible en el Hospital. Sus características son ideales para la población pediátrica. En el Garrahan serán destinados a pacientes con tratamiento crónico por distonías.

Silvia Tenembaum, jefa de clínica del Servicio de Neurología, explicó: “Este activo farmacéutico ayuda a modificar las posturas anormales y disminuir el dolor con síndrome distónico”. Además, aclaró que “es una medicación necesaria para el manejo de la distonía que habitualmente requiere combinación con otros medicamentos”.

La elaboración de estos medicamentos es producto de un convenio entre el Garrahan, la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de San Luis. Las tres instituciones diseñaron, desarrollaron y produjeron los minicomprimidos con el fin de reemplazar la problemática causada por la falta de producción y comercialización de esta droga.

En esa línea, Tenembaum agregó: “Es un hecho para celebrar porque esto provee al Hospital de una medicación que es fundamental para una población numéricamente importante de pacientes con síndrome distónico con o sin parálisis cerebral asociada. Se trata de un trastorno motor funcional con importante impacto en la calidad de vida. Disponer de esta medicación en nuestro hospital es absolutamente beneficioso”.

En septiembre del pasado año, el Garrahan proveyó el componente activo –la droga en su forma inicial– y, junto con las universidades, la fórmula de desarrollo. La misma fue testeada en los laboratorios de la UBA y elaborada en la provincia de San Luis. Finalmente, y luego de completarse este circuito, los minicomprimidos de trihexifenidilo retornaron a Buenos Aires y pronto estarán disponibles para las y los pacientes que tengan indicación de recibirlo.

El proyecto, además, contó con el apoyo de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) que, a través de subsidios y becas doctorales, promueve la investigación y desarrollo en materia de medicamentos.

Fabián Buontempo es integrante del equipo de farmacotecnia del Garrahan y docente de Tecnología Farmacéutica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA. Luego de la llegada de los minicomprimidos, celebró que se haya cumplido la primera etapa de un proyecto articulado por las tres instituciones: “El desarrollo de estos medicamentos, con características específicas beneficiosas para la población pediátrica, viene a cubrir un vacío terapéutico que ocasionó la falta de producción por parte de los laboratorios de especialidades medicinales”.

Además, el Laboratorio de Formulaciones Huérfanas del Área de Farmacia del Hospital Garrahan desarrolló y elaboró un jarabe de trihexifenidilo que será destinado a aquellos pacientes que, por algún motivo, no puedan ingerir las formas sólidas.

Por este motivo, Buontempo se mostró agradecido por el apoyo obtenido por parte de las autoridades del Garrahan en este y otro tipo de proyectos vinculados con el laboratorio: “El Consejo de Administración y la Dirección Médica cumplen un rol muy importante para poder avanzar con este tipo de iniciativas”.