28-07-2022
Día Mundial contra la Hepatitis

El Garrahan recuerda a la comunidad la importancia de prevenir y diagnosticar la hepatitis

Es importante concientizar acerca de las características de las hepatitis, su prevención y diagnóstico para un tratamiento adecuado y efectivo.

La hepatitis es una enfermedad inflamatoria que afecta al hígado, el órgano que procesa los nutrientes, sintetiza las proteínas y cumple una función desintoxicante. En la mayoría de los casos es producida por un virus, aunque existen otros factores como el consumo excesivo de alcohol, medicamentos o determinadas afecciones médicas.

Las hepatitis virales son causadas, principalmente, por los virus de hepatitis A, B, C, D y E. Estos pueden provocar inflamación del hígado y enfermedades graves como insuficiencia hepática, cirrosis o cáncer de hígado.

En los casos de la A y B, ambas pueden prevenirse con la vacuna del Calendario Nacional de Vacunación. Contra la hepatitis A se aplica a los 12 meses de vida en una única dosis y para la B en tres dosis, la primera en la o el recién nacido. Las dos vacunas son obligatorias y gratuitas y están disponibles en todos los hospitales y centros de salud del país.

Para la hepatitis C no existe vacuna, aunque en los últimos años se han desarrollado medicamentos para su tratamiento que ofrecen posibilidades de curación en porcentajes elevados. Por eso se hace fundamental el diagnóstico a tiempo que puede realizarse con un simple test gratuito en todo el país.

Los virus de la hepatitis B y C pueden producir hepatitis crónica y se transmiten a través de sangre, semen y otros líquidos corporales. En niñas y niños, las principales vías de transmisión son la vertical o perinatal, es decir de la persona gestante al hijo. La pesquisa de hepatitis B, la inmunoprofilaxis y la vacunación de la o el recién nacido han permitido prácticamente eliminar este tipo de transmisión, por eso es fundamental renovar el compromiso y cumplir con las vacunas del Calendario.

A principios de abril de este año, se detectó la aparición a nivel mundial de casos de hepatitis aguda grave de etiología desconocida en niñas y niños. En Argentina, según datos del Ministerio de Salud de la Nación, hasta el 20 de julio se notificaron 6 casos probables, 18 se encuentran todavía en estudio y 2 han sido trasplantados.

Para prevenirla, es importante lavarse con frecuencia las manos y siempre luego de ir al baño y antes de comer, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar, evitar tocarse ojos, nariz y boca y haber recibido las vacunas contra las hepatitis A y B.

La implementación de un conjunto de políticas desde el Ministerio de Salud de la Nación ha permitido, por ejemplo, disminuir los casos de hepatitis B de 60.000 a 500 anualmente. En esa línea, recientemente se aprobó la Ley de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis virales, otras infecciones de transmisión sexual y Tuberculosis. El proyecto incluye una estrategia de atención primaria de la salud, prevención, diagnóstico y tratamiento, y declara de interés público la investigación y producción nacional de medicamentos.