20-05-2016
Hospital Garrahan

YA SE APLICARON UNAS 6 MIL DOSIS DE VACUNA ANTIGRIPAL Y RECOMIENDAN MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE LA LLEGADA DEL FRÍO

En el Hospital Garrahan la campaña de vacunación antigripal ya lleva su tercera semana y casi 6.000 dosis aplicadas entre pacientes y personal hospitalario. En los últimos días aumentaron las consultas y hospitalizaciones por bronquiolitis y neumonías. La cepa predominante del virus de influenza es la H1N1 o cepa de la pandemia. Recomendaciones para cuidar a los más chicos.

Ante la llegada anticipada de los primeros fríos fuertes y la circulación de la cepa H1N1 del virus Influenza, los especialistas del Hospital Garrahan recomiendan a todos los padres y madres vacunar a los niños de entre 6 y 24 meses, y extremar las medidas de prevención de las enfermedades respiratorias, así como consultar al pediatra de cabecera o la sala de primeros auxilios más cercana ante los primeros síntomas de gripe en niños, niñas y adolescentes, con especial atención a quienes tienen enfermedades de base y/o pertenecen a los llamados grupos de riesgo.

El Centro Vacunatorio del Hospital habilita durante época otoñal e invernal dos puestos vacunatorios extra en el ingreso por la calle Pichincha para reforzar la capacidad vacunatoria y, además, atender la demanda del grupo familiar de los pacientes del Garrahan, que en gran parte de los casos deben ser inmunizados por convivir con un niño con enfermedad de base y, de ese forma, disminuir la posibilidades de circulación del virus en su entorno.

Hasta ahora, en la institución pediátrica se aplicaron un total de 5.634 dosis de vacuna antigripal, de las cuales 2.110 correspondieron al personal de salud, quienes también se pueden aplicar la dosis en el Servicio de Salud Laboral, Prevención y Medicina del Trabajo. Se trata de la tercera semana de la campaña de vacunación, por lo que se espera que las aplicaciones sigan en aumento durante estos días y el resto del mes de mayo.

"En las últimas semanas observamos un aumento importante de consultas y hospitalizaciones por cuadros de bronquiolitis y neumonías. Los virus documentados son respiratorio sincicial, adenovirus y parainfluenza con un incremento paulatino del virus de la gripe. Dentro de los virus
de la gripe o influenza y, a semejanza de lo ocurrido en México y en Brasil, existe un predominio
de las cepas de influenza H1N1 o cepa de la pandemia", detalló la jefa del Servicio de Epidemiología e Infectología del Garrahan, Rosa Bologna.

En este sentido, la especialista hizo hincapié en la necesidad de que ante los primeros síntomas de gripe se consulte al médico de cabecera, sala de primeros auxilios o hospital más cercano. Mientras que el Hospital Garrahan, como referente de alta complejidad infantil, está preparado para recibir los casos graves, o las complicaciones que puedan sufrir pacientes con enfermedades de base que, por su condición, necesitan cuidados complejos.

Bologna también destacó además que la prevención es muy importante: "En este momento es fundamental tener en cuenta las medidas de prevención de las infecciones respiratorias como es la vacunación antigripal, la higiene de manos con gel alcohólico o agua y jabón y el cuidado con el contacto de las secreciones respiratorias". Además resaltó que los lugares cerrados favorecen la transmisión de los virus, por lo tanto es muy importante ventilar las aulas en las escuelas y jardines y las viviendas y estimular siempre la higiene de manos.

"Si bien los virus se transmiten por las microgotitas que eliminamos al toser, la mayor diseminación es por el contacto con las secreciones respiratorias cuando nos tocamos la nariz, cubrimos la boca, nos frotamos los ojos. Por eso es tan importante la higiene de las manos", puntualizó.

Las cepas incluidas en la fórmula 2016 de la vacuna antigripal para el Hemisferio Sur son: H1N1, H3N2, y B/Brisbane. La época ideal para aplicarla es durante el otoño, es decir ahora, ya que el efecto de la vacuna comienza a las dos semanas de haberse aplicado, por lo que se llega con las defensas altas al invierno.

RECOMENDACIONES PARA PADRES Y MADRES:
1. Si aún no vacunó a su bebé contra la gripe: Concurra a vacunarlo lo antes posible, todavía está a tiempo de hacerlo. La vacunación es gratuita y obligatoria para bebés de 6 meses a 2 años.
2. Las mujeres embarazadas que aún no se han vacunado, deben hacerlo en forma inmediata, no importa en qué momento del embarazo se encuentren.
3. También deben vacunarse los mayores de 65 años y todas las personas con enfermedades respiratorias, cardíacas, neurológicas, con defensas bajas, obesos y diabéticos. Proteger a los grupos de riesgo, también es proteger a los niños.
4. Es recomendable mantener, en la medida de la posible, la alimentación a pecho, ya que es una forma efectiva de proteger al bebé contra las infecciones respiratorias.
5. Mantener los ambientes limpios y ventilados, aún durante los días más frío es importante ventilar la casa y las habitaciones.
5. Consultar al pediatra de cabecera o centro de primeros auxilios más cercano ante los síntomas de tos, fiebre y, en particular, si notan que el niño respira en forma agitada.

QUÉ NIÑOS DEBEN VACUNARSE
-Niños de 6 meses a 24 meses.
-Niños a partir de los 25 meses pertenecientes a alguno de los siguientes grupos:
Grupo 1: Enfermedades respiratorias:
a) Enfermedad respiratoria crónica (hernia diafragmática, EPOC, enfisema congénito, displasia broncopulmonar, traqueostomizados crónicos, bonquiectasias, fibrosis quística, etc).
b) Asma moderado y grave.
Grupo 2: Enfermedades cardiacas:
a) Insuficiencia cardiaca, enfermedad coronaria, reemplazo valvular, valvulopatía b) Cardiopatías congénitas.
Grupo 3: Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (no hematooncológica)
a) Infección por VIH.
b) Utilización de medicación inmunosupresora o corticoides a altas dosis (mayor a 2 mg/kg/día de metilprednisona o más de 20 mg/día o su equivalente por más de 14 días).
c) Inmunodeficiencia congénita.
d) Asplenia funcional o anatómica (incluida anemia depranocítica).
e) Desnutrición severa.
Grupo 4: Pacientes oncohematológicos y trasplantados
a) Tumor de órgano sólido en tratamiento.
b) Enfermedad oncohematológica hasta seis meses posteriores a la remisión completa.
c) Trasplantados de órganos sólidos o tejido hematopoyético.
Grupo 5: Otros
a) Obesos mórbidos (con IMC mayor a 40).
b) Diabéticos.
c) Insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes 6 meses.
d) Retraso madurativo severo en menores de 18 años de vida.
e) Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
f) Tratamiento crónico con ácido acetil salicílico en menores de 18 años.
g) Convivientes o contactos estrechos de enfermos oncohematológicos.
h) Convivientes de prematuros menores de 1.500 g.