10-05-2022

El Ministerio de Salud de la Nación promueve la utilización de lenguaje inclusivo en todos los ámbitos de la cartera

La medida se comunicó a través de la Resolución Nº952/2022 publicada en el día de hoy en el Boletín Oficial con el objetivo de fomentar la inclusión mediante nuevas formas de comunicar que construyan y expresen igualdad para la diversidad de géneros. 

El Ministerio de Salud de la Nación resolvió promover el uso del lenguaje y la comunicación no sexista e inclusiva como formas expresivas válidas en las producciones, documentos, registros y actos administrativos de todos los ámbitos del Ministerio y sus organismos descentralizados.

Para implementar la Resolución, se estableció que la Dirección de Géneros y Diversidad asista técnicamente a las áreas ministeriales, a los equipos técnicos y a los gestores de servicios.

Desde el Hospital Garrahan celebramos esta medida entendiendo que es fundamental que desde la comunicación se generen estas nuevas formas de expresión que acompañen el trabajo que se realiza a diario con el objetivo de proporcionar una atención equitativa, no discriminatoria e inclusiva, que garantice una justa distribución de respuestas con el derecho a la salud como componente principal.

El documento firmado por la ministra Carla Vizzotti afirma que el Ministerio tiene como uno de los ejes centrales de su política el desarrollo de acciones que favorezcan la implementación de políticas sanitarias con perspectiva de géneros y diversidad.

Además, hace referencia al “Plan Nacional de Políticas de Género y Diversidad en Salud Pública” aprobado por esta cartera ministerial mediante la Resolución Nº1886/2020. En este documento se distinguen los lineamientos, alcances y acciones requeridas para la implementación y concreción de la transversalización de la perspectiva de géneros y diversidad en las políticas de salud pública.

Allí, se establece como uno de sus fundamentos que revisar el uso que hacemos de la comunicación es una manera de observar cómo se plasman estereotipos aprendidos, para poder pensar en estrategias, lenguajes y formas más igualitarias que no tengan marcas que puedan interpretarse como discriminatorias o excluyentes.

En esa línea, expone que el lenguaje es un producto social e histórico cambiante, a través del cual las sociedades construyen y expresan constantemente ideas, sentimientos, modos de pensar y esquemas de valoración. El lenguaje inclusivo y no sexista refiere a construcciones lingüísticas y términos expresados de modo oral, escrito y/o visual que abonan al reconocimiento de mujeres y LGBTI+ y que no perpetúan estereotipos corporales, sexuales y de género.

Por esa razón resulta conveniente generar nuevas formas de comunicar que construyan y expresen igualdad para la diversidad de géneros, ya sea en la redacción de piezas de comunicación o en la generación de contenido audiovisual, con sensibilidad y perspectiva de género. 

Desde el Ministerio sostienen que modificar las formas de comunicación y dinámicas institucionales es una manera de acompañar las transformaciones de los patrones socioculturales, fomentando valores democráticos e inclusivos.