28-07-2015

Día Mundial contra las Hepatitis EL GARRAHAN EXTIENDE LA VACUNACIÓN CONTRA LA HEPATITIS B A LOS ACOMPAÑANTES ADULTOS EN EL HOSPITAL

El Centro Vacunatorio del Hospital extendió por esta semana la vacunación contra la Hepatitis B a todos los adultos que acompañan a los pacientes. Además se recuerda que gracias a la universalidad de la vacuna contra la Hepatitis A en el país ya no existen casos de falla hepática fulminante en niños.

El Servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan decidió extender la vacunación contra la Hepatitis B durante esta semana a todos los adultos que concurren a la institución en calidad de acompañantes de los pacientes pediátricos con el fin de comprometerse y colaborar en la campaña nacional para la prevención de este tipo de hepatitis en adultos y niños. La vacuna se aplica de lunes a viernes, de 8 a 15, en el Centro Vacunatorio.

Hoy se conmemora el Día Mundial contra las Hepatitis y el ministerio de Salud nacional destacó que "Argentina es, según datos de la OMS de 2013, el segundo país de Latinoamérica, después de Brasil, que distribuye medicación para hepatitis crónica de manera totalmente gratuita. Además, el país fue el primero en simplificar el esquema de vacunación contra la hepatitis A y el primero en Latinoamérica en disponer la vacunación universal contra la Hepatitis B".

En este sentido, la médica del Centro Vacunatorio del Garrahan, Adriana Parra, explicó que "nos sumamos a esta campaña ofreciendo también la vacunación a los adultos porque el objetivo es fortalecer el proceso de control y eliminación de la hepatitis B en Argentina y disminuir la incidencia de complicaciones y mortalidad asociadas a este virus" y agregó que "cuando vacunamos a los chicos tenemos la posibilidad de preguntarle a los padres si tienen puesta la vacuna y dárselas en ese momento, sin mayores complicaciones".

La hepatitis B cuenta con una vacuna para prevenir la infección, que consiste en la aplicación de tres dosis: la segunda 30 días después de la primera y la tercera a los 6 meses de la primera. Es universal, desde el nacimiento y está disponible en hospitales y centros de salud de todo el país. Por tratarse de una vacuna del calendario no se requiere orden médica y no es necesario reiniciar esquemas. "Como los adultos que vienen al hospital lo hacen durante varios meses por el tratamiento de los chicos también podemos garantizar que se apliquen las tres dosis", destacó Parra.

LAS HEPATITIS
Las hepatitis son un conjunto enfermedades infecciosas que afectan al hígado causadas por los virus de hepatitis A, B y C, y pueden provocar infección crónica que lleve a la cirrosis o al cáncer de hígado. La hepatitis A se transmite por el contacto con el agua, alimentos u objetos contaminados con materia fecal. En tanto que la hepatitis B se adquiere por el contacto con fluidos genitales durante las relaciones sexuales (orales, vaginales y anales) sin uso de preservativo, por contacto con sangre al compartir agujas, jeringas o elementos cortopunzantes, o de madre a hijo durante el parto. Y la hepatitis C se transmite por el contacto con sangre. Y aunque es muy poco frecuente, también puede transmitirse por vía sexual.

Tanto la hepatitis A como la hepatitis B cuentan con una vacuna para prevenir la infección. La vacuna contra hepatitis A se aplica al año de vida. Y la vacuna contra la hepatitis B es de 3 dosis, (la segunda 30 días después de la primera y la tercera a los 6 meses de la primera). La vacunas son universales y gratuitas, se encuentran en el Calendario Nacional de Vacunación y están disponibles en hospitales y centros de salud de todo el país.

La cartera sanitaria destacó que "Argentina es, según datos de la OMS de 2013, el segundo país de Latinoamérica, después de Brasil, que distribuye medicación para hepatitis crónica de manera totalmente gratuita. Además, el país fue el primero en simplificar el esquema de vacunación contra la hepatitis A y el primero en Latinoamérica en disponer la vacunación universal contra la Hepatitis B".

Desde 2005 la cobertura de vacunación de la hepatitis A fue incrementándose paulatinamente, hasta alcanzar valores cercanos al 95%. Se registró un descenso de alrededor del 88% de los casos desde 2008 hasta el año 2012 y este virus dejó de ser causa de la falla hepática fulminante. Y la vacuna contra hepatitis B está disponible, en forma universal y gratuita, desde el año 2000 para todos los niños recién nacidos. La vacuna se empezó a aplicar a toda la población a partir del año 2012, y se incorporó al calendario en el año 2014.