03-11-2015

EL 30 POR CIENTO DE LOS TRABAJADORES QUE HICIERON EL TALLER DE CESACIÓN TABÁQUICA DEJARON DE FUMAR

Durante 2015, por primera vez, el Hospital Garrahan llevó a cabo talleres de cesación tabáquica para sus trabajadores y un tercio de quienes lo realizaron lograron dejar el cigarrillo. El Garrahan fue declarado "Hospital Libre de Humo de Tabaco" y estos talleres son una acción más en el marco de la campaña para un ambiente de trabajo más saludable para pacientes y empleados.

Un tercio de los trabajadores del Hospital Garrahan que realizaron los talleres de Cesación Tabáquica durante 2015 lograron dejar de fumar tras participar semanalmente en reuniones de grupo -durante el horario laboral- coordinadas por especialistas en adicciones. Los talleres fueron promovidos por la coordinación de Salud Ambiental y Hospital Sostenible, en el marco de las acciones llevadas a cabo para generar un ambiente laboral sano. El Garrahan fue el primer hospital pediátrico en ser declarado "Libre de humo de tabaco".

La coordinadora de Salud Ambiental, Cristina Fernández, explicó que "creemos que este espacio es muy importante para la salud de los trabajadores y un hospital, sobre todo un hospital de niños, es un espacio que debe fomentar buenos hábitos de salud y colaborar para que sea posible el cambio". La importancia de talleres de cesación tabáquica radica en que permite a los fumadores contar con un espacio de contención para superar la adicción sin modificar la rutina: el taller se realiza en horario laboral y en su lugar de trabajo (no implica tiempo extra ni distancia) y además es gratuito.

"Comenzamos con la idea del taller de cesación tabáquica porque creemos que hay que dar la oportunidad y los elementos para que dejar de fumar sea una posibilidad realizable y no un mero deseo", afirmó Fernández y destacó: "Por eso nos pareció importante ofrecer la posibilidad de un taller dentro del horario laboral y ver los resultados es gratificante". Un tercio de quienes hicieron el taller lograron dejar de fumar, lo que significa que se alcanzó el porcentaje de éxito en este tipo de terapias, donde se sabe que el 30 por ciento de quienes la inician, lo logran.

El Programa de Cesación Tabáquica es una iniciativa del Hospital Garrahan, que consta de un primer encuentro informativo para los trabajadores interesados en participar y luego se continúa con talleres vivenciales y participativos, además de encuentros individuales para el tratamiento a la abstinencia nicotínica. Durante este año se llevaron a cabo dos talleres, con casi 20 personas en cada uno: un tercio de los participantes dejó de fumar.

Una de las participantes del segundo taller, llevado a cabo durante agosto y septiembre pasados, contó que la experiencia le permitió "conocer lugares de mi interior y fortalezas que desconocía". María tiene 57 años, trabaja en el jardín maternal Quiero Mimos del Hospital, y fumaba desde los 14 años. Actualmente sólo fuma medio cigarrillo por la noche: "Yo sé que puedo dejarlo, es el último paso y voy a lograrlo. En el curso pude ver que las cosas que parecen tan difíciles no son tan difíciles", afirmó ella, que fumó 20 cigarrillos diarios durante más de tres décadas.

El próximo año se espera la apertura de más talleres de cesación, coordinados por tres profesionales (una psiquiatra, una psicóloga y una farmacéutica) en adicción al tabaco: Cristina Gabaroto, Susana Lancelotti y Marta Carames. El tabaco es el causante del 90 por ciento de los cánceres de pulmón y en Argentina fuman aproximadamente unos 6 millones de adultos.

En enero de 2014, el Garrahan obtuvo la certificación de centro de salud cien por ciento libre de humo de tabaco, tras una inspección de sus instalaciones realizada por autoridades sanitarias nacionales, lo que lo convirtió en el primer centro de salud pediátrico del país en obtener ese reconocimiento. En el hospital circulan por día más de 10 mil pacientes y familiares y trabajan más de 4 mil personas (entre profesionales médicos, enfermeros, operarios, personal administrativo, de limpieza, entre otros). Todos cuentan con la seguridad de transitar un ambiente cien por ciento libre de humo de tabaco.