19-10-2021

La legisladora Victoria Montenegro visitó la sala de diálisis del Garrahan

En una recorrida junto a las autoridades del Hospital, Montenegro acercó consolas de videojuegos y otros entretenimientos para las y los niños de la sala de diálisis.

La diputada por la Ciudad de Buenos Aires Victoria Montenegro recorrió la sala de diálisis y se interesó por la situación de las y los pacientes que permanecen a la espera de un trasplante renal. Además, acercó consolas de videojuegos y otros regalos para las niñas, niños y adolescentes que pasan muchas horas por semana haciendo diálisis.

La donación, articulada por Victoria Montenegro, fue promovida por la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF). La legisladora fue recibida por el presidente del Consejo de Administración, Guillermo González Prieto, los consejeros Oscar Trotta y Aldo Haimovich, y la directora médica ejecutiva, Patricia García Arrigoni. También estuvo presente la jefa del Servicio de Nefrología, Marta Adragna, junto a trabajadoras y trabajadores del sector.

“Cada vez que uno recorre el Garrahan sale maravillado por el enorme trabajo que llevan adelante. Todo el equipo que forma parte del Hospital se muestra cercano y pone todo en cada una de las y los pacientes para que puedan salir adelante”, destacó la legisladora.

Y agregó: “Acercamos esta donación para que las y los chicos puedan pasar más tiempo jugando mientras están en diálisis. Estos regalos son un granito de arena que permite acompañar de alguna manera”.

En tanto Guillermo González Prieto, precisó: “Estamos muy agradecidos con Victoria por esta donación, que sigue en nuestra determinación como hospital de trabajar en la mejora del cuidado de nuestros pacientes, y minimizar el impacto de procedimientos que afectan su salud emocional”.

Por su parte, la directora médica ejecutiva Patricia García Arrigoni, celebró la visita de la legisladora porteña: “Cualquier tipo de iniciativa que tienda a mejorar las horas que pasan las niñas, niños y adolescentes en diálisis es absolutamente bienvenida. Esto les permite pasar el tiempo de la mejor manera, hacerlo más liviano y llevadero mientras esperan un trasplante para que puedan tener una vida diferente”.