13-10-2021
Día de las y los Psicólogos

La psicología y su intervención para optimizar la calidad de vida de las y los pacientes

El servicio de Salud Mental del Garrahan está compuesto por 24 profesionales entre psicólogas, psicólogos y psiquiatras. Desde 1988 se ocupan de asistir a las y los pacientes con enfermedades orgánicas que realizan tratamiento en el Hospital.

Las niñas, niños y adolescentes que se atienden en un hospital de alta complejidad como el Garrahan, deben afrontar desafíos singulares como estigmas físicos, dificultades cognitivas, o necesidad de adherir a cuidados especiales, entre otros. La psicología ha desarrollado líneas de intervención eficaces para mejorar este proceso y optimizar su calidad de vida.

Esta es la ocupación principal de las y los profesionales del servicio de Salud Mental del Hospital que a diario recorren las salas de internación para abocarse a estas tareas de asistencia. Además, se atienden urgencias psicológicas y psiquiátricas que se detectan desde los sectores de atención ambulatoria para orientar y derivar a quienes requieren atención especializada pero no realizan tratamiento médico en el Hospital.

Por otro lado, el equipo de salud, en contacto diario con la problemática de las y los pacientes, no está exento de la necesidad de recibir cuidados emocionales. Por tal motivo, también se realizan acciones dirigidas a las y los profesionales: talleres, grupos de reflexión sobre la tarea, y otras actividades de enlace.

Este último tiempo, como consecuencia de la pandemia por COVID-19, se presentaron desafíos nuevos que tuvieron un impacto importante sobre la salud mental de las y los niños y adolescentes. “La falta de rutina habitual, el distanciamiento de seres queridos, la interrupción de terapias y tratamientos y el aumento de la violencia doméstica, son factores de riesgo para el desarrollo de trastornos de la esfera emocional”, explicó María Alejandra Bordato, jefa del servicio de Salud Mental.

Además, sostuvo que en este período, el Hospital se vio desafiado por el crecimiento de consultas por cuadros exclusiva o predominantemente psicológicos y psiquiátricos con requerimiento de intervención y tratamiento con psicofármacos. El equipo de salud tuvo que reorganizarse mediante capacitaciones y adaptar su funcionamiento a las necesidades que surgieron.

Las temáticas generadas por la pandemia se sumaron a los temas de trabajo cotidiano como el impacto de las enfermedades y su afrontamiento, la adherencia a los tratamientos, la calidad de vida vinculada a la salud, la promoción de la salud mental, la transición de adolescentes a los centros de adultos, los derechos de las y los pacientes y las leyes que las y los protegen. Todas estas temáticas guían nuestro quehacer cotidiano y forman parte de la permanente reflexión que realizamos.